Ejercicios para porteros: control del rebote

Una de las grades diferencias entre un portero de alto nivel y otro de menos es el control de las guardas. Mientras que el portero de inferior nivel tiende a moverse de manera torpe con ellas, un portero top conseguirá adaptarse y realizar movimientos como si no las llevara.

Existen muchos ejercicios para trabajar el control de la bola con las guardas, hoy te presentamos uno para realizar con porteros de un nivel medio-avanzado.

Paradas en dos tiempos

Existen situaciones de juego en las que no podemos realizar de manera clara un save-clear. Por ejemplo, en pinches y desvíos cercanos: habrá rebotes y rechaces en los que la bola quedará dividida entre el jugador atacante y el portero. En estas ocasiones, es prioritario que el portero no abandone la posición de equilibrio y continúe con el peso adelantado. Así, podrá encadenar la acción inicial de parada con una segunda acción para «limpiar» la bola muerta o dividida.

Coordinación y variabilidad de recursos:

En este tipo de ejercicios, la coordinación, la agilidad y el uso de diferentes recursos cobra mayor importancia. En realidad, el entrenador de porteros debe crear un abanico amplio de ejercicios para desarrollar el uso de todos los elementos con los que el arquero cuenta. Por ejemplo, ejercicios en lo que el portero deba forzar el uso del guante izquierdo para despeje de bolas en el suelo, o aquellos en los que el portero use el stick para limpiar bolas elevadas.

Si quieres saber más de esta posición y conocer ejercicios consulta nuestra sección ESPECÍFICOS PARA PORTEROS.