Juego reducido: partido en diagonal

Los juegos reducidos son ejercicios que nos permiten acercarnos a situaciones de juego real, pero que están acotadas por normas o la propia organización de la tarea. En este caso limitamos el tamaño del campo para que se produzcan más entradas al área por el fondo. La estrategia que cada equipo adopte determinará el éxito en el ataque y la defensa.

Nº jugadores:

  • 2 porteros
  • 8-9 jugadores

Objetivos: 

  • Trabajar la defensa colectiva canalizando hacia la esquina.
  • Desarrollar la comunicación defensiva.
  • Identificar las zonas de entrada al área en ataque.

Materiales:

  • Cintas o conos para dividir el campo

Desarrollo:

Colocamos una portería en la posición de partido 11vs11 y otra en la T de línea 22. Dividiremos el campo con una línea diagonal que va tangente a las dos áreas. Formaremos dos equipos de 4 jugadores. Podemos sumar un jugador pivote para provocar superioridad en ataque o en defensa.

  • El equipo que defiende deberá tratar de marcar en anticipo y canalizar las situaciones de 1vs1 hacia la esquina. En este punto la bola es más fácil de presionar y no supone un gran peligro.
  • El equipo atacante por su parte, deberá tratar de romper hacia dentro o ganar el fondo. Para ello será clave que juegue con los tiempos a la hora de sacar faltas.
  • Los córner se ejecutan como salidas desde el área propia del equipo atacante.